10 Dic 2018 - 01:58 AM
INICIO  -  PUEBLOS  -  VIDA SOCIAL  -  VIDA MUNICIPAL  -  SERVICIOS  -  ENTORNO  -  ESCRÍBENOS 
Buscar 
Politika / Gizartea: Moción 2003-10 1Enviado por: epi 
Zigoitia: AHOTS GABEKOAKAL PLENO DEL AYUNTAMIENTO
La libertad de expresión ha sido desde siempre la base de la democracia, el mejor termómetro de la calidad de la democracia es medir la situación de la libertad de expresión, su respeto y garantía por parte de los poderes públicos. Sin libertad de expresión no hay democracia.

Estas últimas palabras son, desgraciadamente, un reflejo de la situación que actualmente vive Euskal Herria. La grave situación que la libertad de expresión atraviesa deja en evidencia que para Euskal Herria no hay democracia, la libertad de expresión sufre, día sí día también, infinidad de ataques. Ataques que para colmo tienen su origen en los poderes públicos encargados de la defensa y garantía de los Derechos Humanos, lo cual no hace sino acrecentar la situación de indefensión de los ciudadanos vascos.
Todas las esferas, niveles y dimensiones de la libertad de expresión han sido conculcados, y solo en las últimas semanas hemos conocido sangrantes ejemplos de ello. Encarcelan a la gente por convocar u organizar manifestaciones (Juan Jose Petrikorena, Iñigo Balda y Ainhoa Iñigo han sido los últimos), todos los días conocemos campañas de criminalización o medidas en contra de diversos artistas (el grupo S.A., Fermin Muguruza y Manu Chao, Julio Meden y un largo etc), vemos como se cierran periódicos, radios, revistas (Egin y Egin Irratia, Ardi Beltza, Euskal Herria Irratia, Euskaldunon Egunkaria), las medidas en contra de periodistas son interminables (los directores de Gara y Egunkaria, los directivos de EITB), procesan a la gente por expresar su opinión ante los medios de comunicación (miembros de movimientos juveniles, representantes políticos...), la censura es el pan nuestro de todos los días (deciden que puede figurar en nuestros espacios festivos o que puede cantar un bertsolari, no hay mas que recordar los ataques sufridos por las Comparsas de Bilbo o el bertsolari Xabier Amuriza), cientos de movilizaciones son prohibidas o impedidas por la policía (entre otros casos recordamos como en agosto la policía Nacional llegó a decretar un estado de excepción en Barañain). La lista es interminable, pero estos datos sueltos reflejan una realidad objetiva, y para todo aquel que no quiera cerrar los ojos dejan en evidencia un grave escenario: en Euskal Herria no hay libertad de expresión, no hay democracia.
El caso que vamos a citar a continuación no hace sino agravar esta situación, recientemente hemos conocido la sentencia del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) que condena al señor Jon Salaberria a 15 meses de cárcel y 7 años de inhabilitación por expresar una opinión. Este caso sería grave si su victima fuese cualquier ciudadano, pero en esta ocasión, por primera vez, la victima es un parlamentario, y lo que se condena es una opinión vertida en la propia cámara. Junto al derecho a la libertad de expresión inherente a cualquier persona a los representantes electos, elegidos precisamente para reflejar la voz de los ciudadanos, les corresponde el derecho a la inviolabilidad parlamentaria, en teoría. La inviolabilidad es garantía imprescindible para el desempeño en total libertad de las funciones y obligaciones de un electo elegido para representar a los ciudadanos, en democracia así es.
El 12 de abril de 2002 el parlamentario Jon Salaberria expuso su opinión política en el debate que sobre la situación política que vive Euskal Herria se desarrollaba en el Parlamento de Gasteiz, ese día se oyeron todo tipo de opiniones, de colores diversos, pero la suya ha sido castigada, conculcando la libertad de expresión y borrando de un plumazo la inviolabilidad parlamentaria. Y no es casualidad que la opinión objeto de condena sea la suya, son varios los procesos abiertos en contra de miembros de su grupo parlamentario, miembros de la izquierda abertzale, por declaraciones realizadas ante los medios de comunicación o en la propia cámara.
Por otra parte, resulta sorprendente que este grave caso no haya escandalizado a los órganos del Parlamento de Gasteiz ni a los partidos políticos representados en esta cámara, tanto los unos como los otros han actuado como si nada hubiese pasado. Desde un principio ha resultado llamativa la dejación por parte del Parlamento de Gasteiz, es lamentable que no haya actuado en defensa de los parlamentarios procesados, los servicios jurídicos de la cámara (que trabajan incansablemente para parlamentarios de otras ideologías) no han movido un dedo, la Mesa no ha ofrecido opinión alguna, por el contrario PP y PSOE aplauden y piden mas condenas, por último, el caso no ha merecido ni una palabra del lehendakari de la Comunidad Autónoma.
El conocido poema de Bertold Brecht llama a la puerta como si de una profecía se tratara, ¿Quien será el siguiente? Si un Tribunal decide que es opinión y que no lo es, que es delito y que no lo es en un debate parlamentario, si el criterio de un juez se convierte en máxima autoridad de un Parlamento supuestamente soberano, si los electos que los ciudadanos elegimos para que representen nuestras ideas tienen salir a la palestra sin saber que pueden decir o hasta donde pueden llegar, ¿Hay democracia?
Lo mismo que las dictaduras se superan con democracia la criminalización y negación de ideas se supera con libertad de expresión, por eso resulta imprescindible hacer un esfuerzo para superar la grave situación que los derechos civiles y políticos viven en nuestro país, un esfuerzo verdadero teniendo en cuenta que nosotros también somos cargos electos.
Por todo ello presentamos esta moción, para que el Ayuntamiento reunido en pleno la debata y apruebe:
1.- Reivindicamos la libertad de expresión y la inviolabilidad parlamentaria como base imprescindible de la democracia, y en consecuencia denunciamos todos los ataques que la propia libertad de expresión sufre por parte de unos poderes públicos que deberían garantizar su respeto. Las ideas y opiniones deben ser diversas, de todos los colores, por tanto no podemos aceptar que unas ideas sean criminalizadas, tenemos que hacer frente al pensamiento único.
2.- Solicitamos el respeto a la inviolabilidad parlamentaria como garantía máxima para el cumplimiento de sus funciones y obligaciones por parte de todo electo, y aunque solicitar su respeto a los poderes públicos que la atacan pueda parecer inútil si queremos solicitar una profunda reflexión a todos aquellos agentes políticos, sindicales y sociales que se muestren contrarios a la condena sufrida por el parlamentario Jon Salaberria. Ha llegado la hora de abrir entre todos un proceso que nos permita superar la grave situación de falta de democracia que vivimos y nos conduzca a un escenario de democracia.
3.- Queremos solicitar especialmente a los partidos que conforman la Mesa del Parlamento y el Gobierno de Gasteiz para que si realmente están en contra de esta condena lleven hasta las últimas consecuencias la defensa de los derechos que a todo parlamentario corresponde, sin reparar en la ideología de uno u otro parlamentario, por que en una situación como esta no hacer nada solo empeorara la situación. Cuando el poder niega los derechos a unos tan solo ofrece privilegios a los otros, privilegios con fecha de caducidad.
4.- Mostramos nuestra absoluta solidaridad con los cargos electos que han sido condenados o se encuentran procesados por exponer sus ideas y opiniones, exigiendo que toda condena o procesamiento sean dejados sin efecto.
5.- Esta moción se dará a conocer al pueblo así como a la Mesa del Parlamento y al Gobierno de la Comunidad Autónoma. Por último, y pensando que ante esta situación su quehacer tendrán, esta Moción será enviada al Relator para la Libertad de Expresión de la Organización de las Naciones Unidas así como al Tribunal Europeo de Derechos Humanos.
2461 lecturasEnvie esta historia a un amigo  Versión imprimible28 Oct 2004 - 07:43 PM
 Quiénes somos | Correo | RSS syndication 

Web hau PostNuken sortua izan da, PHPn idatzitako web atarian. Postnuke Software Librea da GNU/GPL lizentziarekin banatua. Informazioa egiazkoa dela eta erreprodukzio eskubideak errespetatzen direla egiaztatzearen ardura guztia albistearen egileari dagokio.
Esta web ha sido creada con PostNuke, un portal web escrito en PHP. PostNuke es Software Libre distribuído bajo la licencia GNU/GPL. Toda la responsabilidad tanto de la veracidad de la información como del respeto a los derechos de reproducción son de quien introduce la información.